MAMÁ, NO QUIERO CRECER

Por - julio 28, 2015


Hola, yo se que la mayoría entra aquí espera leer sobre belleza o moda, pero hoy les quiero regalar un cachito más de mí. Mientras escribo este post son la 01:05 a.m. del 20 de Noviembre de 2014, y no puedo esperar más a escribirlo porque luego se me va la inspiración (ya me ha pasado varias veces).

Hace un rato me topé con unos cuantos diarios de cuando estaba más chica, para mi sorpresa, cada página que yo escribía tenía la misma intención que el sitio en el que te encuentras hoy día. Siempre he sido una mujer (niña en ese entonces) que se quiere hacer escuchar, que quiere dar su opinión sobre las cosas y la vida. Siempre he sido alguien que quiere ayudar a otros por medio de mis experiencias buenas o malas, ya que así como yo he aprendido de ellas, otros pueden hacerlo también.

Lamentablemente mucho tiempo me vi reprimida, me aterraba dar mi opinión, me aterraba estar en la mira de todos porque es muy fácil ser juzgada y yo no soportaba serlo. Acá entre nos… desde que tengo memoria y aprendí a usar el Internet, tuve muchos intentos fallidos de blogs online, he creado como 10 desde los 12 años hasta la fecha, sin exagerar. Me puse a meditar y me di cuenta de que desde hace más tiempo del que yo conscientemente podía recordar, este ha sido mi sueño, todos y cada uno de esos 10 blogs los empecé con la misma intención con la que comenzó este sitio. Esa intención siempre ha sido la de hablar sobre cosas que me gustan y apasionan, esas cosas aparte de ser la moda y belleza, también es el estilo de vida, por ello el encabezado de la página dice “Belleza, moda y estilo de vida”. Esas tres palabras (estilo – de – vida) forman una frase que es muy subjetiva y a primera vista tal vez te parezca superficial… pero para mí tiene un significado mucho más profundo. A lo que yo me refiero con esa pequeña frase es al elegir vivir feliz y buscar la plenitud, estar en paz contigo, con los que te rodean y con lo que tienes… siempre ir para adelante a pesar de los momentos difíciles que se nos puedan presentar en el camino.

Empecé este blog con miedo... más que darles tips de belleza y de moda, mi intención siempre ha sido que encuentren en este sitio, un lugar que los motive a seguir sus sueños y no darse por vencidos, a estar mejor desde adentro y a querer ser mejores cada día. El mundo hoy en día esta al revés, al menos en mi país (México) la situación no está fácil, la gente está perdiendo  la sensibilidad y el amor por su prójimo, las personas solo ven por sí mismos y por sus intereses.

A mí personalmente se me haría lamentable no aprovechar esta oportunidad que tengo de poner mi granito de arena y ayudar a las personas que necesitan aun que sea un “tú puedes”, “no te rindas”, “no estás solo”. Por si no saben, estoy estudiando mercadotecnia y mucha gente me podrá decir: “a los jóvenes no les interesa este tipo de cosas”, “mejor habla únicamente de ropa y maquillaje”, “ese tipo de contenido no te va a funcionar”. No voy a mentir, me dejé llevar un poco por eso, pero ¡¿POR QUÉ?! Yo soy una joven de 21 años que se siente impotente y desesperada de ver como los adultos viven miserables porque no persiguieron sus sueños, porque se dejaron llevar por gente que les dijo “no vas a poder”, “no pierdas tu tiempo”. Se dejaron llevar por sus inseguridades, complejos, prefirieron quedarse en su zona de confort ¿y ahora quieren que yo haga lo mismo?... ¿AHORA QUIEREN QUE TÚ HAGAS LO MISMO?

Tengo sueños como estoy segura que tú los tienes, yo no me pienso rendir, muchas veces a nosotros los jóvenes nos hace falta alguien que confíe en nosotros, que nos dé ánimos y nos acompañe en el camino. Lamentablemente no siempre tenemos a esa persona, pero, ¿porqué no apoyarnos nosotros mismos? Impulsarnos los unos a otros.

Sea la edad que tengas, retoma ese camino que descuidaste, utiliza esa fuerza que olvidaste que tenías porque te metiste mucho en la rutina del día a día, te dejaste llevar por la negatividad del ambiente y de las personas que no tienen esa determinación para perseguir sus sueños. No es fácil, pero las cosas que valen la pena nunca lo son, rompe paradigmas y sigue para adelante.

¡Gracias por leer!

Te Puede Interesar

0 comentarios