CHIAPAS; UN VIAJE A TRAVÉS DEL TIEMPO.

Por - febrero 10, 2016



Viajar es increíble, estar en un lugar nuevo lleno de cosas por descubrir y experiencias por vivir... No me dejarán mentir que es de las mejores sensaciones que hay. Pero yo me pregunto; ¿Por qué siempre estamos buscando en otros países (incluso continentes) las maravillas que podemos encontrar en nuestro México? La verdad que no lo sé, muchas veces nos interesamos más en otros países y queremos indagar en otras culturas más que en la propia, ignorando que es una de las culturas más hermosas y ricas del planeta, sí, somos mexicanos y creemos que solo por serlo ya conocemos nuestra cultura "de pe a pa", pero la verdad es que no, a la mayoría todavía nos falta muchísimo por descubrir.

Por eso me he propuesto viajar más, conocer más mi país y esta vez tocó ir al maravilloso Chiapas, un Estado verde, lleno de vida y naturaleza. repleto de sitios arqueológicos tan impresionantes que te transportan a otra época y te hacen sentir parte de ella, como las increíbles ruinas de Palenque y las ciudades mayas de Bonampak y Yaxchilan. Basta con caminar sobre esos suelos y respirar ese aire para transportarte a otro tiempo, a otro mundo, un mundo tan diferente pero que no se siente ajeno... Porque es un mundo al que también pertenecemos, es nuestra historia. 


También encontrarás ciudades coloniales como el hermoso San Crsitobal de las Casas, que a mí me tiene enamorada... Recorrer sus calles llenas de vida, llenas de sonrisas y conversaciones alegres, pero que a pesar de lo ajetreado del día te dan calma, una seguridad y paz que no tiene precio.


En Chiapas, cuando menos te lo esperas puedes encontrarte con reservas naturales fuera de este mundo, como por ejemplo, el Cañón del Sumidero... Un viaje mágico sobre el cauce del río Grijalva, que de verdad no tengo palabras para describir, no le haría justicia. Nos hace recordar lo pequeños que somos en este mundo tan maravilloso, nos hace abrir los ojos de nuevo y apreciar la belleza e inmensidad de la naturaleza. Es algo que te hace despertar nuevamente y conectarte con el mundo después de haber estado meses, tal vez años, en estado zombie detrás de una computadora sumergido en la rutina.


Y ¿Qué les podré yo decir de las preciosas cascadas de Misol-Ha y Agua Azul? Un verdadero milagro de la naturaleza, basta con poner un pie en esos lugares para recargarte de energía positiva. El sonido del agua es la banda sonora perfecta para lo que esos paisajes te hacen sentir.


Algo muy especial que tiene este Estado son sus comunidades indígenas, que conservan sus tradiciones casi intactas. Es como viajar en el tiempo, pero la verdad es que solo tuviste que recorrer diez kilómetros... como es el caso de San Juan Chamula, un lugar en el que tal vez no entiendas nada de lo que hablan a tu alrededor, donde tendrás que informarte bien sobre sus tradiciones y creencias para poder tener una buena convivencia con su gente... Definitivamente una experiencia única. 

Si... Chiapas es hermoso, pero ¿Qué creen? El Estado de cada uno de nosotros también lo es... Tu ciudad lo es. ¡Cada rincón de México tiene tanto que ofrecer! Simplemente tenemos que animarnos a descubrirlo y despertar esa curiosidad de niño que tenemos tan dormida.



“Las personas viajan a destinos distantes para observar, fascinadas, el tipo de gente que ignoran cuando están en casa”.
– Dagobert D. Runes.   



El significado de esa frase fue lo que se me vino a la mente mientras pasaba los días por tierras chiapanecas. Parece que vivimos en automático la mayor parte del tiempo, tan metidos en nuestra rutina diaria y nuestras "desgracias", que no nos percatamos de lo que ocurre a nuestro alrededor e ignoramos a nuestra gente, nuestras tradiciones, sin pensar que al hacerlo nos estamos ignorando a nosotros mismos.

Me despido y solo quiero decirles que... ¡Es tiempo de despertar! Venimos a este mundo a disfrutar, a asombrarnos. Venimos aquí simplemente a VIVIR.

Te Puede Interesar

2 comentarios