Conóceme


¡Hola, hola! Si estás aquí es porque te interesa saber un poquito más sobre mí y te voy a contar un poco de mi historia.

Me llamo Daniela, nací en 1993 y soy mexicana. Desde muy pequeña me ha fascinado la tecnología, estar en contacto con ella es algo que disfruto mucho. Quedé encantada con las redes sociales, mucho antes de que se les pusiera ese término. ¡Imagínate! Metroflog era lo más cool del mundo todavía. 

Desde ese tiempo ya soñaba con tener mi propio blog de belleza, la verdad era algo que no era muy sonado y casi nadie lo hacía, mucho menos una niña de mi edad. Abrí por lo menos 4 blogs cuando tenía entre 11 y 16 años, con un diseño pésimo y contenido que mejor ni les cuento. Siempre los terminaba cerrando al mes, me daba miedo lo que pudieran pensar de mí o se me terminaban los temas de conversación. La verdad era algo que sabía que quería hacer en algún punto de mi vida y lo tenía siempre presente.

Cumplí 19 años y tuve una materia en la universidad que nos pedía crear un blog de lo que quisiéramos, obviamente aproveche la clase de excusa para abrir mi blog definitivo, "esta vez si lo vas a lograr" me dije a mí misma.

Le eché muchísimas ganas al diseño de la página y escribí algunos artículos; para ese entonces ya existían las redes sociales que conocemos hoy en día, así que complementé mi blog con ellas y saqué un 10 en la materia. Ahí fue cuando nació el blog en el que están ahora, tenía un nombre diferente, un diseño mucho más simple y la calidad de las fotografías no era la ideal, pero yo estaba muy motivada.

La motivación no duró mucho, las inseguridades se fueron comiendo mi sueño poco a poco y siempre tenía una vocecita en la cabeza que me decía que había personas más talentosas que yo, más bonitas, más seguras y que yo no tenía ninguna oportunidad en esta industria. Después de eso venía la culpa, me enojaba conmigo misma por ser tan insegura, me consumía el pensamiento de que si hubiera sido constante desde aquel blog que hice a los 15 años, ahorita estaría conectando con muchos más de ustedes.

Tiempos oscuros se cruzaron en mi vida personal y empecé a poner el freno en el camino de mis sueños, tuve que superar muchas pruebas, madurar y conocerme un poquito más. A veces se nos olvida que el hubiera no existe y que los tiempos de Dios son perfectos.

Aún sigo luchando para disipar algunas nubes oscuras que siguen rondando en mi vida, pero decidí dejar de pisar el freno. No significa que voy a acelerar a fondo, quiero empezar lento, sin miedo... Quiero empezar lento, pero constante.

Lo que siempre soñé fue crear un blog de belleza, pero no solamente de la superficial, si no de esa que todos llevamos dentro. Quiero ayudar a las personas a sanar, perdonarse, aceptarse y a quererse. No soy ninguna experta, yo también estoy aprendiendo a quererme más y me estoy muriendo de miedo, pero no puedo dejar que eso gobierne mi vida. Sé que mis experiencias podrían ayudar a muchos que lo necesitan y tal vez se sienten solos.

¡Muchas gracias por estar aquí y acompañarme en esta aventura! Aprecio mucho a cada uno de ustedes y espero que construyamos algo bonito juntos.

Share
Tweet
Pin
Comparte